Diseño de sonrisa

Es un protocolo integral clínico basado en el diseño de la sonrisa perfecta, totalmente personalizado y adaptado a los rasgos faciales del paciente, consiguiendo la sonrisa que se desea.

El protocolo de diseño de sonrisas está basado en el diseño de la sonrisa perfecta, ya que la sonrisa es uno de los factores estéticos más importantes, además de que una sonrisa bonita aumenta nuestra autoestima ofreciendo una imagen positiva y segura.

Gracias a este protocolo personalizado permitimos que el paciente pueda ver el resultado final en su misma boca antes de comenzar con el tratamiento.

Es un proceso personalizado, único y de última generación basado en hacer la una planificación digital de todos los tratamientos antes de empezarlos.

Con el diseño de sonrisas el paciente podrá tener una sonrisa totalmente personalizada y adaptada a sus rasgos faciales.

Gracias a nuestra tecnología avanzada en 3D, podemos diseñar por ordenador la sonrisa perfecta para nuestros pacientes basándonos en los cuatro aspectos fundamentales de una sonrisa, que son la forma, el color, el tamaño y posición de los dientes.

Para llevar a cada este resultado existen varios tratamientos, puede emplearse para ello el contorneado de encías, la colocación de carillas, las piezas o prótesis de zirconio o también por ejemplo el tratamiento de blanqueamiento dental.

Prótesis de Zirconio

En esta primera franja de edad que va de los 0 años y los 2 años, tenemos la primera erupción dental, que da lugar a la dentición temporal o más conocida como dientes de leche.

¿Para quién está indicado?

Para personas a las que les molesta los bordes oscuros entre dientes y la encía de las antiguas prótesis de metal-cerámica.
Personas con caries avanzadas o bien con dientes muy rotos.
Personas que necesitan proteger la pieza dental tras haberse realizado una endodoncia.

¿Cómo son?

  • Piezas fabricadas con circonio 100 %.
  • Utilizadas en diversos casos, ya sean piezas unitarias o bien para formar puentes y arcadas.
  • Son de color blanco translúcido, imitando perfectamente a nuestros dientes naturales.
  • Su forma de funda permite rodear el diente.
  • Pueden ser unitarias o bien llegar a formar puentes y arcadas completas.

Ventajas de las piezas de circonio

Máxima estética sin metal, ya que el zirconio refracta y transmite la luz de la misma forma que los dientes naturales, consiguiendo un resultado es totalmente natural.

A diferencia de las prótesis metal-cerámica convencional, no se ven los bordes oscuros entre los dientes y la encía transmitiendo aún más naturalidad en la sonrisa.

Piezas personalizadas que se fabrican con tecnología CAD CAM (por ordenador).
No produce ningún tipo de alergia ya que es un material biocompatible, cada vez más usado en medicina y odontología.
Posibilidad de coloración personalizada. Ya que cada persona tiene un blanco de dientes diferente.
Resultados duraderos con alta resistencia a fracturas.

Blanqueamiento dental

¿Para quién está indicado?

Este tratamiento dental está indicado para personas que tengan manchas en los dientes, o que hayan perdido su color o se empiezan a amarillear debido al paso del tiempo, por diferentes patologías o ciertos hábitos como el café, tabaco,…

La solución para volver a tener una sonrisa blanca de una forma muy sencilla y sin dañar el esmalte, es a través del blanqueamiento dental profesional, ya que se consigue una sonrisa con un aspecto más sana, joven y mucho más luminosa.

Proceso de un blanqueamiento dental

Lo primera de todo es examinar la salud bucodental del paciente para descartar posible patologías, que en el caso que se tuvieran se deberán tratar, para luego poder realizar el blanqueamiento dental.

Una vez se haga examinado y se hayan descartado las posibles patologías, se realiza un estudio para así determinar el tono original de los dientes y a continuación se realiza una higiene dental para eliminar placa e impurezas antes de iniciar el blanqueamiento dental.

Protegemos las encías con una pasta especial y se aplica el gel blanqueante.

Se acelera la acción del gel sobre nuestros dientes, mediante una luz fría.

Finalizado el tratamiento, se limpia el gel blanqueante y se retira la pasta protectora que recubre las encías.

En tan solo una sesión, el paciente ya notará diferencia entre el color anterior y el de los dientes blanqueados. Con esto la sonrisa queda aclarada uno o más tonos respecto al de antes del blanqueamiento.

Ventajas del blanqueamiento dental

Desde la primera sesión ya se notan los dientes más blancos, además las sesiones no duran más de 1 hora.
Al realizarse por profesionales, ni el esmalte ni la encía sufren daños y desgastes.
Con una sonrisa atractiva se causa una mejor impresión y nos ayuda a sentirnos más seguro.

Carillas

¿Para quién están indicadas?

Están indicadas para personas con pequeñas roturas o manchados por diversos factores, dientes ligeramente apiñados o bien algo torcidos.

En cambio, están contraindicadas para pacientes con un severo apiñamiento (en este caso es necesario recurrir a la ortodoncia) y/o bruxismo (apretar los dientes)

Colocación de

carillas dentales

Lo primero de todo es realizar una higiene dental y descartar posibles patologías que se tendrán que tratar ante. Si es necesario se hará un estudio de sonrisa personalizado.

Se limpia y prepara la pieza dental, rebajando lo mínimo posible la capa del esmalte (aproximadamente 0,3-0,6 mm) que luego repondremos con la carilla.

Una vez el diente esté preparado se realizará la creación de los modelos, para que las carillas que se adapten perfectamente a las piezas dentales del paciente.

La siguiente sesión se colocará y fijará la carilla con un adhesivo especial que se le aplicará luz polimerizante para finalizar el proceso.

Preparación y Colocación de Carillas

Ventajas de las carillas

Al corregir la forma, posición y color de los dientes se mejora el aspecto estético de la sonrisa.
Es el método más conservador para modificar la estética en dientes, ya que es el que talla menor cantidad de diente.
Las carillas son mucho más resistentes a la abrasión, al desgaste y a las fracturas que las restauraciones realizadas con resina compuesta (empastes blancos).

Mantienen el color, el brillo y su unión al esmalte es muy fuerte, además de ser biocompatibles.
Dificulta el depósito de placa bacteriana en el propio diente gracias a la superficie perfectamente pulida de la carilla, favoreciendo la salud periodontal.