Odontopediatria

La odontopediatria es el área de la odontología que cuida de la salud bucal de los más pequeños de la casa. La prevención dental desde que nace hasta que es adolescente es vital para tener una buena salud dental de adulto.

Te ayudamos y asesoramos para que crezcan con una boca sana, ya que sabemos que cada edad tiene unos cuidados específicos:

Elige una edad:

La boca sufre grandes cambios desde que nacemos hasta que somos adultos, la erupción de los dientes de leche, caída de estos y la erupción de los dientes permanentes, son los 3 cambios principales.

En Institut Dental, sabemos que cada momento necesita un cuidado específico, por ello, nos gusta cuidar de los más pequeños con total profesionalidad y sobre todo con un gran trato humano en todas nuestras clínicas.

Nos avalan nuestros años de experiencia tratado a bebés, niños y adolescentes.

Bebés y niños: 0 a 2 años

En esta primera franja de edad que va de los 0 años y los 2 años, tenemos la primera erupción dental, que da lugar a la dentición temporal o más conocida como dientes de leche.

Esta primera erupción dental puede ser un proceso molesto, que el bebé suele manifestar con los siguientes síntomas y hábitos:

  • Mayor producción de saliva.
  • Enrojecimiento e inflamación de las encías.
  • Mayor inquietud e irritabilidad.
  • Dificultad para dormir.
  • Tendencia a introducirse los dedos, puños u objetos duros en la boca.

Es importante que él bebe tengo una salud bocal, aun sin tener dientes, ya que esto conllevara al buena salud bucodental en un futuro y en el buen desarrollo de las primeras piezas dentales.

 

Evitar la contaminación por saliva de padres a hijos con gestos tan sencillos como limpiar el chupete con nuestra boca o soplar directamente sobre su comida para enfriarla ya que pueden transmitirles bacterias cariogénicas.

Evitar el consumo y el uso de productos que contengan azúcares.

No dejar al bebé acostado con el biberón cuando éste contenga líquidos que no sean agua, debido a que el acúmulo de azúcares durante largo tiempo favorece la aparición de caries sobre la dentición decida.

Evitar mojar el chupete en sustancias dulces (p.ej. azúcar).

Medidas higiéno-dietéticas​

Se aconsejan las siguientes acciones para el buen cuidado y la buena higiene del bebe cuando aún no tiene dientes.

  • Utilizar una gasa humedecida o un dedal para retirar los residuos de las encías y la lengua.
  • Realizar un suave masaje en las encías del bebe para reducir las molestias producidas por la erupción dental.

Cepillado de los primeros dientes

Para prevenir la aparición de caries u otros problemas derivados, es importante cepillar los dientes desde el momento de su erupción.

Es necesario que el cepillado sea por parte de un adulto ya que en esta edad aún no se posee la destreza necesaria para que el niño lo haga solo.

Se recomienda usar cepillos con filamentos ultrasuaves, que sean cortos y con el cabeza ancho y redondeado.

El cepillado puede realizarse solamente con agua y a partir de los dos años se puede empezar a utilizarse un gel dentífrico con flúor para reforzar el esmalte y proteger los dientes de las caries.

Se recomienda hacer la primera vista al odontopediatra con la erupción del primer diente para poder realizar un seguimiento y así prevenir posibles caries, conocidas como caries del biberón.

Niños: de 2 a 6 años

En esta primera franja de edad que va de los 0 años y los 2 años, tenemos la primera erupción dental, que da lugar a la dentición temporal o más conocida como dientes de leche.

Necesidades y consejos 2-6 años

En esta franja de edad lo más importante es inculcar unos buenos hábitos de higiene, de esta manera evitaremos en gran medida el que padezcan caries.

Cuidar estos primeros dientes es muy importante aun sin ser las piezas definitivas ya que gracias a ellos se puede masticar y hablar correctamente. Además, mantienen el espacio suficiente para la salida de los dientes definitivos. .

Ya sea por traumatismo, o bien por cualquier otro motivo, si se pierde un diente de leche de forma temprana, los adyacentes pueden moverse y provocar una falta de espacio, lo que conlleva que los dientes definitivos tengan una mala salida provocando maloclusion, dientes apiñados o torcidos

Medidas higiéno-dietéticas

Se recomienda el cepillado dental dos veces al día, después de comer y siempre antes de acostarse por la noche.
No hay que olvidar acudir como mínimo 1 vez al año al odontopediatra para prevenir o corregir cualquier patología.
Además, hacemos hincapié en el consumo de alimentos cariógenos, que son aquellos que son blandos y pegajosos, para evitar las caries o tratarlas si ya han aparecido.

También tenemos las primeras ortodoncias infantiles y llevamos a cabo prevenciones como fluorizaciones y sellados, además de tratar patologías bucodentales infantiles como la gingivitis (inflamación de encías), cirugía de frenillo, halitosis y traumatismos dentales, o realizar protectores bucales para el deporte.

El cepillo ideal para esta edad es uno que se adapte a la anatomía de la boca y la mano del niño para asegurar un cepillado cómodo y que respete las encías y dientes, ya que no tienen una correcta técnica de cepillado y se ejerce una fuerte presión.
A partir de los 2 años se recomienda la utilización de dentífrico ya que ayudar a prevenir la caries dental y a remineralizar el esmalte. La cantidad de dentífrico tiene que ser del tamaño de un guisante.

Forma correcta de cepillarse

Es importante que el niño coja buenos hábitos de cepillado y los aplique correctamente, siempre con la supervisión de un adulto.

En los 3 primeros años, se puede utilizar movimientos horizontales de vaivén con el cepillo a 90º sobre la cara de los dientes

A partir de los 3 años, se aconseja utilizar los mismos movimientos horizontes pero con movimientos rotatorios, alternados con movimientos verticales.

Niños: 6 a 12 años

En esta primera franja de edad que va de los 0 años y los 2 años, tenemos la primera erupción dental, que da lugar a la dentición temporal o más conocida como dientes de leche.

Necesidades y consejos 6-12 años

En esta franja de edad, empiezan a erupcionar las piezas definitivas. Esta erupción se puede dividir en 2 fases.

Primera frase

La primera fase ocurre entre los seis y los ocho años, los primeros en aparecer son los cuatro incisivos inferiores y los cuatro incisivos superiores.

Hay que destacar que en esta fase erupcionan los primeros molares permanentes y lo hacen detrás del último molar temporal, que aún no se ha caído.

En este periodo es muy importante tener una buena higiene ya que este último molar tiende a retener restos de alimentos detrás suyo por su gran anatomía y existe un gran riesgo de padecer caries.

Segunda fase

La segunda fase se da entre los 10 y los 12 años, que es cuando terminan por caer el resto de dientes y aparece el resto de los permanentes.

Además, aparecen los segundos molares definitivos, aproximadamente a los 12 años de edad.

Principales problemas bucales a esta edad

El principal problema bucal a esta edad siguen siendo las caries. Hay que tener especial cuidado de la higiene en esta franja de edad, ya que la pérdida de las piezas dentales crea espacios entre los demás dientes y puede provocar la acumulación de placa bacteriana, dando lugar a la aparición de caries.

También es recomendable prestar atención a la higiene interdental, ya que puede originar los primeros problemas de encías y gingivitis.

La acumulación de placa bacteriana, suele ser otro de los problemas más comunes en estas edades y es el principal motivo de la aparición de caries y de enfermedades periodontales.

Una correcta higiene bucodental en esta etapa es esencial para evitar la acumulación de placa bacteriana principal responsable de la formación de caries y enfermedades periodontales.

Otros de los tratamientos más comunes en estas edades son los de ortodoncia, entre los que destacan los tratamientos con brackets o bien Invisaling Teen, y su respectivo seguimiento.

Invisalign Teen

Invisalign Teen es la adaptación para adolescentes del tratamiento de ortodoncia invisible Invisalign.

Invisalign Teen permite modificar corrigiendo los problemas de maloclusión y mordida. Para ello utilizan unos alineadores que se cambian cada dos semanas.

Dichos alineadores están hechos a medida en función a las necesidades que tengamos.

Son difíciles de ver, y muy discretos ya que están pensados para respetar al máximo nuestra estética e imagen.

Los alineadores cuentan con unos indicadores de color azul, que van perdiendo su color a medida que se usen, hasta quedar prácticamente transparentes. De esta manera se puede controlar la cantidad de horas que se está utilizando.

También incluyen piezas adicionales de recambio, sirviendo de uso adicional si se deterioran o pierden las originales.